Nuestra Historia

El Colegio de Bioquímicos de Neuquén se crea el 17 de Enero de 1969, bajo la figura de una Asociación sin fines de lucro, que buscaba organizar la actividad de los Bioquímicos y sus Laboratorios. Por el decreto Nº 0036 de aquel año el Poder Ejecutivo de la Provincia del Neuquén le otorga el Nº 118 de Personería Jurídica.

 

En esta Provincia la matriculación de los profesionales de la Bioquímica, así como el resto de las profesiones del arte de curar, las otorga la Subsecretaria de Salud Publica.

 

Este hecho, hacia que los profesionales estén dispersos y muchas de sus necesidades como las de sus Laboratorios no se encontrasen satisfechas.

 

Así comenzó a organizarse la actividad.

 

Durante décadas convivieron en la Provincia varias Asociaciones con el mismo objetivo, que separados por las distancias físicas, realizaban iguales tareas.

 

Años más tarde nace la Federación Bioquímica del Neuquén que nuclea a todas ellas. Fue el primer paso para entender que había que unirse a lo largo y a lo ancho de la provincia.

 

De la mano del avance de las comunicaciones, la optimización de costos, etc. estas Asociaciones comienzan a nuclearse en el Colegio de Bioquímicos del Neuquén como una entidad madre.

 

Hoy en día más del 99 % de los Laboratorios instalados en la provincia se encuentran asociados a nuestra entidad.

Los objetivos del Colegio siguen vivos y se han refortalecidos.

 

La actividad académica realizada para el perfeccionamiento profesional, el manejo de planes de control de calidad externa y de acreditación de Laboratorios, permiten la mejora continua de esta profesión.

 

Los convenios con Obras Sociales y Pre pagas, garantizan una equidad entre colegas y garantizan aranceles dignos para llevar adelante una actividad bioquímica muy duramente golpeada en estas pasadas décadas.

 

La participación en la Caja Previsional para Profesionales de la Provincia del Neuquén le ofrece al asociado el beneficio de una jubilación, además de otros.

 

La participación en la Confederación Unificada Bioquímica de la Republica Argentina CUBRA, así también en la Fundación Bioquímica Argentina, le permiten al Colegio su proyección nacional.

 

La consolidación del Colegio de Bioquímicos terminó solidificándose con la apertura de la nueva sede, donde ofrece además de oficinas administrativas un moderno salón de conferencias, utilizado principalmente con el objetivo académico.

 

Cuarenta años después, es sin duda hoy el Colegio una entidad muy respetada a nivel provincial como nacional, un verdadero aliado de cada profesional de las Ciencias Bioquímicas.